Skip to Content

Los 12 mandamientos del ‘Pacto de honor’ entre ultras búlgaros

Publicado: 24 / 02
Categoría: Fútbol

Los 12 mandamientos del ‘Pacto de honor’ entre ultras búlgaros

Publicado: 24 / 02
Categoría: Fútbol

Los ultras y las peleas van de la mano en muchos países donde el deporte rey es el fútbol…y la violencia. Como en Bulgaria, donde los hooligans de equipos de la A PFG (A Profesionalna Futbolna Grupa), sobre todo sus miembros más veteranos, han decidido firmar un ‘pacto de honor’ compuesto por 12 mandamientos con el fin de regular las peleas y evitar las lesiones graves, causadas en su mayoría por el uso de armas.

ultras bulgaros

Estos 12 mandamientos son:

1. Las armas están totalmente prohibidas en las peleas con otros fanáticos.

2. Los ataques de “muchos contra uno” están prohibidos. Las peleas deben ser entre grandes grupos.

3. Si un ultra queda noqueado, el combate se ha acabado.

4. Las mujeres, los niños y los fanáticos ordinarios que no estén implicados no serán atacados.

5. No se podrá atacar a otros ultras mientras estén trabajando, en casa o en presencia de su familia.

6. No se podrán organizar peleas los días de fiesta nacional o durante los partidos de la selección búlgara.

7. No se podrá robar nada a los fans rivales, a menos que se trate de material estrictamente relacionado con el fútbol (bufandas, banderas, camisetas, pegatinas, etc.).

8. La policía no será avisada en ningún caso a menos que un ultra viole las normas del ‘pacto de honor’.

9. Si un ultra viola las normas del ‘pacto de honor’, el líder de su grupo asumirá la responsabilidad y será castigado.

10. La representación de armas en material relacionado con el fútbol (bufandas, banderas, etc.) deberá detenerse.

11. El material relacionado con el fútbol deberá promover el combate limpio y sin armas.

12. Los grafitis de otros grupos que haya alrededor del estadio deberán ser respetados.

 

ultras bulgaros 2

Este código interno, respaldado por los más curtidos, nace con el uso de material cada vez más mortal por parte de los sectores más jóvenes. E imita a otro tipo de “reglamentos” ya instaurados entre ultras rusos y polacos.