Skip to Content

El efecto Jordan

Publicado: 02 / 06
Categoría: Lifestyle

El efecto Jordan

Publicado: 02 / 06
Categoría: Lifestyle

Las palabras ya no son suficientes cuando se trata de Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto que jamás haya existido. 

Como vimos en la serie de Netflix ‘The Last Dance’, su influencia en el mundo traspasa la cancha, porque se transformó en el primer atleta en trascender el deporte convirtiéndose en una marca, Air Jordan, la cual se extiende a través de la moda, la música y el fútbol.

Sí, el fútbol, porque son muchos los futbolistas que al igual que Jordan, quisieron cambiar el mundo del marketing deportivo. Uno de ellos es Cristiano Ronaldo, quien en 2016 firmó un contrato de por vida con Nike, sacando colecciones exclusivas, su propia firma ‘CR7’ y convirtiéndose en el primer futbolista en firmar este tipo de acuerdo.

Pero el llamado ‘Efecto Jordan’ con el paso de los años, siempre se ha hecho presente en el mundo del fútbol. Recordado es el paso de David Beckham por el Real Madrid. En la época de los galácticos, Beckham decidió jugar con la dorsal 23, en honor a Jordan, ya que enaltecía ese sentido de competencia, impulso, pasión y éxito que siempre demostraba, y que Jordan agradeció.

Pero no fue solo Beckham quien tenía admiración por la leyenda del baloncesto. En 2015, en Las Vegas, el brasileño Neymar conoció y compartió su amor por las zapatillas Jordan junto a Michael. La pareja formó una estrecha amistad y un año después de su primer encuentro Neymar introdujo su propia marca: NJR11. Un sueño más grande aún, ya que el logo de ‘Jumpman’ de Jordan estaba en sus productos, y así se hizo visible en el lanzamiento de las NJR x Jordan Hypervenom. Fue una de las primeras colaboraciones entre deportes y nos encantó.

La buena relación con el astro brasileño no cesaba y dio paso a una de las colaboraciones más comentadas en el mundo deportivo: Jordan x PSG. Una imagen deportiva y con mentalidad ganadora, vinculada armoniosamente con una de las capitales de la moda: París.

Puede que Jordan no haya llevado al PSG a ganar una Liga, ni una Champions, ni lo hará nunca. Porque el objetivo, era impulsar tanto al club como a su marca a estratósferas que nunca habrían soñado antes. Y ya soñar con tener esa camiseta en nuestra colección, resume nuestro amor por todo lo que hace Jordan.