Skip to Content

Las celebraciones con el VAR: un fallo del FIFA

Publicado: 16 / 11
Categoría: Fútbol

Las celebraciones con el VAR: un fallo del FIFA

Publicado: 16 / 11
Categoría: Fútbol

Voy a contaros una historia triste, me he comprado el FIFA 13. Vale, no es tan triste obviando que estamos en el 2020 y que comprarse el FIFA 13 es algo que quizá no venía a nada. Me lo compré principalmente por dos razones: la primera es que yo solo tengo la Playstation2 y dos juegos, el FIFA 09 y el FIFA Street 2. Yo creo que a mes de Noviembre de 2020 he exprimido todo lo que se podía exprimir de ambos. Merecen cada uno una condecoración por sus servicios prestados.

La segunda y principal razón es que objetiva e irrefutablemente las Bandas Sonoras Originales de los FIFA entre el año 98 y, como muchísimo, el año 2016 (coincidiendo con el auge y al mismo tiempo declive de eso que la gente que lleva camisas de flores llama ‘indie’) son las mejores. El FIFA 13 es la penúltima edición del juego para Playstation2 y, por tanto, mi penúltima oportunidad para disfrutar de una Banda Sonora decente. Si os lo estáis preguntando si, yo juego al FIFA casi exclusivamente por la Banda Sonora.

La cosa es que, evidentemente, solo podía encontrar el FIFA 13 de segunda mano. Así que abrí Vinted y lo busqué. Perfecto, lo encontré al instante y por 1’65€, quizá un poco caro, pero bien. Todo estaba saliendo increíble hasta que llegó el paquete y me percaté de una cosa. Le había comprado el juego a un señor calvo, solo y gordo, que probablemente se estuviese divorciando por segunda vez y que, como muestra de su decisión de madurar, se estaba deshaciendo de sus juegos de juventud. Nada que objetar ante este sujeto con el cual me solidarizo profundamente quitando que vive en Tolouse y que su juego está en francés, un idioma del que me costó tanto deshacerme en el instituto que mi profesora de 3º de ESO le suplicó a mi madre que escribiese cualquier cosa en el examen para poder aprobarme.

Así que nada, he iniciado un Modo Carrera con el Heart of Midlothian y no me va mal teniendo en cuenta que no hago cambios en la alineación porque no tengo la más remota idea de dónde está Dirección de juego. Eso sí, entiendo muchísimo mejor a Unai Emery, en todos los sentidos.

El otro día jugando pensé en qué quería ser de mayor y creo que ya lo he decidido: quiero ser Gil Manzano para poner esa cara que pone él cuando está escuchando lo que le dice el VAR. Sí, esa cara, esa cara de “es que no hay remedio”, esa cara que pone la gente que fuma en las puertas de los bares cuando no se conoce de nada y habla como si supiera de lo que habla. Esa cara que pongo yo en el trabajo cuando encuentro unos calcetines del 35/38 mezclados con los del 27/30. Esa cara. Me gusta pensar que en realidad la decisión ya está tomada y que lo hacen por joder, que de lo que hablan es de sitios en la carretera de A Coruña dónde se come buen cochinillo o de sus hijos. “Me han expulsado al niño por usar las mascarillas de palos de portería”, “pues el mío se bebe el gel hidroalcohólico y no le pasa nada, tienes que verlo!”.

Cuando sea Gil Manzano usaré el VAR para cosas importantes de verdad. No sé, pediré que me pongan videoclips de los Sleaford Mods o películas de Ken Loach o chistes de Chiquito. Lo que sea menos jugadas repetidas. Que manía con el VAR, que manía con intentar ser justos cuando lo mejor del fútbol es que legitima la injusticia, que desecha la razón y que nos permite odiar sin ser por ello peores personas. Que ya bastante cuesta ser justos, racionales y luchar contra todas las formas de odio que nos agreden en la vida real, dónde los fueras de juego no están tan claros y no siempre nos vamos a la cama con la conciencia tranquila.

Una de las escenas más ridículas que he visto nunca ha sido al Valencia correr desde el centro del campo hacia la banda para celebrar su segundo gol ante el Real Madrid. Es que ya es complicado celebrar el pitido de un árbitro por un gol con 3 minutos de retraso que ni reclamaron y encima correr hacia una grada vacía. Si me dicen que es un fallo del FIFA me lo creo. Si me dicen que la gente que celebra la victoria de Biden sobre Trump es la misma que pensó que escuchar a Vetusta Morla los hacía especiales también me lo creo. Si me dicen como se escribe Dirección de juego en francés, la verdad, casi que lo agradezco.